Saltear al contenido principal

Dignidad y fortaleza: Diez años de la Ley de Identidad de género desde Carcova

A diez años de la sanción de la Ley de Identidad de género, la red de cuidados travestis y trans “El teje de San Martín” llevó adelante una celebración en el comedor que gestionan en el barrio Carcova, y contaron con el apoyo de importantes representaciones institucionales del nivel nacional, provincial y municipal. 

****

Una feria de comidas montada sobre Maipú y 1° de Mayo da la bienvenida al evento, y tiene como fin seguir abasteciendo el comedor que abren todos los días las compañeras de El Teje, para los pibes y pibas del barrio. En el medio de la calle, un gazebo recorre con una muestra de fotos de artistas locales los distintos hechos y actividades que desde la organización travesti realizaron a lo largo de dos años y medio. Más adelante, otra carpa invita: “Sentate a escuchar cómo vivimos la sanción de la ley hace 10 años”. En este espacio hay retratos de las adultas mayores. Montadas, brillantes y exultantes. El audio se reproduce en loop para cualquiera que se siente a escucharlas en primera persona: 

“En ese momento cuando escuché la noticia en los medios no tomé mucha conciencia. La real conciencia la tomé en el momento en que supe que eso podía ser mío, que esa ley me abarcaba, me sostenía, me daba entidad e identidad a mi vida”, asegura Arny. Y luego Anahí Pozas Ducid reflexiona:  “Fue como un silbatazo de apertura para poder desarrollar mi propia identidad, porque toda acción anterior a la sanción estaba limitada por el miedo de sentirme sola y rechazada, como me venía sintiendo hasta entonces”

Cerca de las dos de la tarde ya son más de cincuenta las personas que se concentran en la puerta del comedor. Las compañeras reparten bebidas y pizza para las personas presentes antes de dar inicio al acto. El momento es de celebración, si. Pero también de demanda y lucha. En este sentido Paola Acevedo, responsable y coordinadora de El teje de San Martín enumeró algunas de las demandas que todavía faltan: 

-El real cumplimiento del cupo laboral en los tres Estados, 

-la ley integral trans, 

-políticas de hábitat y vivienda que las contemplen, 

-la reparación histórica para las adultas mayores, y 

-la conformación de más consultorios de diversidad en todo el territorio. 

Estaban presentes la Directora de politicas contra la discriminación del INADI Ornella Infante, el Diputado nacional Leonardo Grosso, la directora provincial de abordaje territorial de políticas de genero y diversidad sexual del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades de la Provinvia de Buenos Aires Nerina Favale, la subsecretaria de politicas de género del Municipio de San Martín Veronica Ginés, las concejalas Carolina Pedelacq, Veronica Jalil y Gerogina Bitz. La subsecretaria de derechos humanos e igualdad de oportunidades, Mercedes Contreras. El director del área de Diversidad municipal Pablo Eva Larrosa y el director de juventudes Alan Gonzalez. También participaron las organizaciones sociales y políticas del distrito.

Julia Carrizo es de José Leon Suarez, se acerca al micrófono y  cuenta que cuando empezó “todo esto” parecía que habían tocado el cielo con las manos. Tiene 75 años y lleva una larga trayectoria: recuerda el tiempo de los militares, estuvo presa y fue sometida a todo tipo de violencias. “Sin embargo, ahora con esta libertad decimos no, no podemos vivir del recuerdo, vamos por más derechos”. 

Guillermo Castro es uno de los coordinadores de “El teje de San Martín” y dando inicio al acto había demandado que la comunidad necesita que el Estado acompañe y se transforme. “No sólo se va a modificar con la inclusión de las personas travestis y trans, sino que se tiene que transformar por completo, desde su estructura burocrática para arriba, porque no está pensado para nosotres”, afirmó.  

Pablo Eva Larrosa, que se desempeña como director del área de Diversidad del municipio se emociona antes de agarrar el micrófono y recuerda el largo recorrido con las compañeras que allí se encuentran. La emoción surge de pensar, según Pablo Eva, que hace 10 años no había tantas compañeras activas y militando. “Hemos podido construir un montón de cosas: hace 10 años no hablábamos de cupo, hace 10 años no pensábamos este comedor, pero la organización de nuestra comunidad da cuenta de que podemos seguir creciendo y que podemos seguir avanzando en derechos”.

La directora de politicas contra la discriminación de INADI, Ornella Infante tambien se hizo presente en el acto y contó que en el momento en que se presentó la ley fue cuando entendió que la politica es la unica herramienta de tranformación “que tenemos los y las pobres y las travas ni hablar”, dijo y siguió: “La verdad que hoy estar acá escuchando a las compañeras refrescarme la memoria es un placer. A 15 años de haberla presentado y a 10 de que se hizo realidad contamos con todos con todas y con todes ustedes y un monton de otras más en otros barrios y territorios que serán quienes nos ayuden a obtener esa gran victoria que queremos, que es ser cuidadanas plenas de derechos sin estigma, sin discriminación y poder vencer esa espantosa expectativa de vida de 35 o 40 años. Gracias, porque también somos eso las humildes, agradecidas”, finalizó Ornella.

Al calor de los abrazos, los reconocimientos a las que ya no están y todos los derechos que las diversidades tienen por conquistar, la carpa de los testimonios es la última que se desmonta. Como un susurro desde los auriculares se puede distinguir una voz que expresa:

“Fue como dejar de estar en la oscuridad y sentir miedo. Es un antes y un después, como que ahora soy la persona que siempre quise ser, gracias a la ley de identidad de género. Dignidad y fortaleza. Creo que hoy día gracias a eso muchas compañeras como yo tienen derechos que se nos fueron negando muchísimos años”.

Volver arriba
×Close search
Buscar