Saltear al contenido principal

Familiares de Zaira, disconformes con la sentencia: «Los dos merecían perpetua»

El Tribunal Oral Criminal  N° 5 de San Martín condenó este miércoles a los hermanos Murray por el crimen de Zaira Ailén Rodríguez (21), la piloto de karting asesinada de un balazo en la cabeza durante un robo en la puerta de su casa en Villa Ballester. El autor material de los disparos, Pablo Murray (25), fue sentenciado a prisión perpetua. Mientras que su hermano, Gastón (29), quien manejaba la moto, recibió 15 años de cárcel. Los padres de Zaira adelantaron que apelarán esta última decisión.

Foto: Sol Masini

Los banderines con la imagen de Zaira colgados de un extremo al otro de la avenida Balbín al 1700 anuncian la llegada a los tribunales de San Martín y el final de un largo camino de lucha por parte de la familia Rodríguez para arribar a un veredicto. Cerca de las doce del mediodía, familiares y amigos de Zaira se concentraron frente a los tribunales, y al grito incesante de «justicia», aguardaron la lectura del veredicto. Varios automovilistas que pasaban por el lugar, se hicieron eco del reclamo e hicieron sonar sus bocinas en una demostración de solidaridad. 

Antes de darse a conocer la sentencia, Zorzal Diario dialogó con Nicolás Impiombato, novio de Zaira y testigo presencial del asesinato, sobre las expectativas para la sentencia. «Es muy duro volver a revivir el hecho. Queremos que se haga Justicia. La recuerdo todos los días». Además del entorno más cercano, estuvieron presentes el ex intendente de San Martín y actual Ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y familiares de víctimas como el papá de Ignacio Yustos y la mamá de Daiana Ojeda.

Foto: Sol Masini

Los hermanos Murray llegaron al juicio acusados por los delitos de homicidio en ocasión de robo contra la joven. Al conocer los alegatos la semana pasada,  Pablo Murray había dicho estar “muy arrepentido” de lo ocurrido, mientras que su hermano, dijo que él “no tenía nada que ver con el hecho”.

Alrededor de la una del mediodía, tras darse a conocer el fallo, Claudio Rodríguez, padre de la víctima, en un llanto desconsolado y con la voz quebrada habló ante los medios. «Se hizo Justicia, pero al otro no le dieron perpetua, le dieron 15 años. Y es poco, porque él estuvo ahí. Tendría que haber sido perpetua para los dos. Mi hija no se merece esto, no vale 15 años, esa condena nos hace sentir mal», sostuvo el papá de Zaira y anticipó que la familia apelará esta decisión.

Foto: Sol Masini

En la misma línea, Sandra, mamá de la joven, también declaró estar disconforme con el fallo. » Los dos merecían perpetua, los dos salieron a matar. Al que le dieron 15 años era el dueño de la moto, sabía a lo que salían. Nueve balas tenía la pistola, y dispararon seis veces. No vamos a parar hasta que los dos tengan perpetua», manifestó.

Al grito de Justicia, que resonó en cada rincón del tribunal, acompañados con sirenas y megáfonos, los allegados y familiares presentes dieron su apoyo a los padres de Zaira, quienes agarrados de las manos agradecieron el acompañamiento.

Foto: Sol Masini

Zorzal Diario también dialogó con la abogada de la familia Rodríguez, Marcela Gómez Durand, quien señaló: «Vamos a protestar por el cambio de calificación legal que le dieron al segundo ‘participe’ según ellos, para nosotros, el coautor, Gastón Murray. Lo haremos en los próximos días». Y amplió: «Es un recurso que tiene el particular damnificado para manifestar que no estamos de acuerdo con la sentencia.»

El caso

El crimen de Zaira Ailén Rodríguez ocurrió el 10 de noviembre de 2018 a las 21.30, en el cruce de las calles Lamadrid y Sarmiento, en la localidad de Villa Ballester. La corredora de karting estaba con su novio a bordo de un Volkswagen Gol Trend blanco, estacionado frente a su casa . De repente, dos sujetos a bordo de una moto se acercaron a la pareja con el fin de robarles. Cuando uno de ellos los amenazó con un arma de fuego, el novio de Zaira arrancó a toda velocidad y embistió la moto. Ante esta reacción, uno de los asaltantes comenzó a disparar contra el auto y Zaira recibió un tiro en la cabeza, herida que le produjo la muerte cuando llegó al Hospital Municipal Diego Thompson.

Foto: Sol Masini

A través de las cámaras de seguridad del municipio, la policía identificó la moto por su patente y llegó a la casa de los agresores: los hermanos Murray. El padre de ambos colaboró con los efectivos y entregó a su hijo Pablo, quien confesó ser el autor del crimen. Por su parte, Gastón, el otro hermano, fue capturado ocho días después del homicidio.

Volver arriba
×Close search
Buscar